Envío GRATIS añadiendo un 2º producto*
Happymami logo

No hay productos en el carrito.

 Método BLW, actualización del método Baby Led Weaning


Existe muchas corrientes diferentes para introducir alimentos a tu bebé. Pero una de las más destacadas podría ser el BLW. Por ello, las matronas de Happymami te han preparado el siguiente post. Actualización del método Baby Led Weaning (BLW) con todo lo que necesitas saber. 

Método BLW, Baby Led Weaning

El primer biberón diseñado a medida

Para la introducción de alimentos al bebé, la forma más convencional es por textura. Empezando por triturados finos a los 4-6 meses, pasando a los triturados grumosos a los 6-9 meses, y posteriormente los primeros sólidos blandos a partir de los 9-12.

Pero en los últimos años un nuevo tipo de introducción de alimentos al bebé, o mejor dicho un antiguo método de alimentación. Va cobrando importancia sobre todo en los países del norte de Europa. El Baby Led Weaning (BLW), que se basa en la introducción directa de alimentos sólidos sin el paso por triturado, dejando a tu bebé controlar y autorregular su propia ingesta alimentaria. Es una alimentación más natural, que se adapta a tu bebé, y que requiere de más paciencia y confianza por parte de los cuidadores. En realidad, aunque parece un método “moderno” es el método común de introducción de alimentos en nuestra especie durante millones de años.

Beneficios del método Baby Led Weaning (BLW)

Se ha propuesto que el Baby Led Weaning (BLW) puede promover unos mejores patrones nutricionales, así como una disminución del riesgo de sobrepeso, un mayor desarrollo psicomotor, e incluso una mejora en el desarrollo del lenguaje. No obstante, no se dispone aún de suficiente evidencia para poder afirmar o desmentir estas afirmaciones con rotundidad y alguna bibliografía incluso desmiente alguna de esas afirmaciones.

Al no observar menor proporción de sobrepeso en el grupo de BLW respecto al triturado. Se propone que la aparentemente lógica disminución del riesgo de sobrepeso que debería dar la autoregulación de la ingesta que se logra con el método BLW. Puede que esto no sea así en los bebés. Ya que se piensa que estos, puedan tener una tendencia natural a sobrealimentarse,  debido a las altas exigencias de energía en este grupo de edad para el crecimiento o la inmunidad. 

Diseña tu biberón

¿Riesgo de atragantamiento del método BLW?

Por otro lado, el método BLW genera preocupación entre algunos facultativos y padres por su potencial riesgo de atragantamiento o de malnutrición, pero en la mayoría de estudios actuales tampoco se ha encontrado diferencias en estos ítems respecto a la alimentación con triturados. Además, para superar ambos problemas en el 2015 se diseñó el BLISS que es básicamente una versión mejorada del BLW, con la misma filosofía, pero haciendo hincapié en tres aspectos: comer siempre una fuente rica de hierro; comer siempre una fuente rica en energía; y adiestramiento y énfasis sobre el atragantamiento, así como los alimentos que lo producen.

Con respecto al atragantamiento, es cierto que el BLW al empezar a una edad más inmadura pudiera parecer lógico tener un mayor riesgo de atragantamiento, pero en la alimentación con triturado también está incrementado ese riesgo ya que los bebés no aprenden a tragar solidos correctamente y tienden a mantener más tiempo el alimento sólido dentro de la boca. La realidad es que en los estudios realizados no se ven diferencias en la incidencia de atragantamiento entre un método y el otro.

Es importante diferenciar el atragantamiento completo, de las náuseas. El atragantamiento completo implica que la vía aérea está completamente obstruida, y el bebé no emitirá sonido alguno, ni tos, ni llanto, ni podrá respirar y se pondrá la mano a la garganta, con los labios cada vez más azulado. En ese caso hay que hacer las maniobras de reanimación. Pero si tu bebé puede toser con fuerza, respira, y llora, no hay que hacer nada, ya que si lo zarandeamos, o golpeamos, impediremos que el niño gestione la resolución del evento, pudiendo incluso producir nosotros un atragantamiento.

Reproduce tu anatomía protege tu lactancia materna

Hay que destacar del método Baby Led Weaning (BLW)

Una ventaja innegable del método BLW/BLISS es que nos evitamos dar el paso de triturado a sólido (difícil en algunos niños), además de que es percibido como más agradable y barato por parte de los progenitores.

Por tanto, en conclusión, dado que ambos métodos son seguros, y que ninguno parece tener especiales ventajas o desventajas para la salud respecto al otro, los padres debéis poder elegir el método que prefiráis con total libertad.

Claves del método Baby Led Weaning (BLW)

  1. Es tu bebé quien marca el ritmo y la cantidad. Por tanto, no se “da de comer” al infante, sino que es éste el que decide qué cantidad comer, qué alimentos (de los que le ofrecemos), y si quiere o no hacerlo. Desde el nacimiento los niños son capaces de regular sus necesidades energéticas. La forma de hacerlo es poner los alimentos en frente del pequeño, al alcance de su mano.
  2. Se come lo mismo que la familia, y con la familia. Comer no es sólo un mero acto de nutrición en nuestra especie, como ya hemos dicho previamente, sino un acto social. Al no tener que darle de comer, con este método tu bebé ingiere una alimentación más similar a la de la familia, y se integra mejor en el ritual de la comida. De hecho, se ha demostrado en los test pasados a familia, un mayor disfrute a la hora de comer.
  3. El cuando empezar no es un criterio cronológico, sino que depende de la madurez del bebé: tiene que ser capaz de sentarse y sostener firmemente la cabeza, coger objetos y llevarlos a la boca, y el reflejo de extrusión debe haber desaparecido. Este estadio madurativo se suele alcanzar entorno a los 6 meses de edad (recuerda que no se puede retrasar la introducción de alimentos más allá de los 6-7 meses de edad, ya que la leche no es suficiente para satisfacer las necesidades de ciertos nutrientes). El BLW, no es recomendable antes de los 6 meses ya que el reflejo nauseoso aún es muy inmaduro (si se quiere empezar a los 4-5 meses, se puede usar una red protectora). Da igual si los dientes no han emergido, puesto que a diferencia de la gente de la tercera edad que ya no tiene dientes, los bebes que los tienen (aunque estén escondidos debajo de las encías) y son capaces de machacar comidas blandas.

Diseña tu biberón

Seguridad del método Baby Led Weaning (BLW)

Como hemos visto, el método BLW es seguro y no hay más riesgo de atragantamiento, pero hay que seguir unas sencillas normas:

  1. Siempre tiene que haber un adulto vigilando al bebé, y la actitud del mismo debe ser tranquila y segura. Hay que probar la comida para asegurarse de que esta buena y es blanda y fácil de masticar.
  2. No hay que dar alimentos con riesgo de atragantamiento. A pesar de que el riesgo de atragantamiento es el mismo con ambos métodos. Lo más preocupante que se ha visto en los estudios es que hasta dos terceras partes de los padres de ambos grupos ofrecen alimentos con alto riesgo de atragantamiento. Independientemente del método usado, lo importante es no dar de comer estos alimentos.
  3. Todos los alimentos serán como mínimo del tamaño de la palma de la mano del bebé (evitar objetos pequeños). Así como de consistencia blanda (si la materia prima es dura, se puede cocer).
  4. Prohibida la cuchara o meter alimentos en la boca. Es el bebé quien tiene que introducirse los alimentos en la boca para poder gestionar la profundidad. Como mucho se pueden “presentar” los alimentos aproximándolos a la boca del pequeño, pero nunca han de ser introducidos dentro de esta por parte de la mamá o el papá.
  5. Es muy importante diferenciar entre el reflejo nauseoso y el atragantamiento. Es normal que tu bebé se le pueda estimular el reflejo nauseoso, o nauseas y se ponga a toser o a hacer arcadas. Ya que este es más anterior a esa edad y aún están aprendiendo a controlar la profundidad. Pero eso no es un atragantamiento.
  6. En algunos casos puede no estar indicado el BLW: bebés con enfermedades del sistema nervioso central, malformaciones, o prematuros; bebés que ya se atragantaban con la leche, o que tienen un carácter irascible; o progenitores inseguros con el método, cuya ansiedad aumenta el riesgo de atragantamiento.

Compatible con leche de formula

Sé un modelo a seguir para tu bebé

Hay que tener en cuenta que con es método BLW los bebés llevaran una dieta más similar a la de los padres que con el método tradicional de triturados, siendo los padres un modelo a seguir. Esto los expone a comer una dieta menos adecuada si la alimentación de los progenitores no es del todo correcta. De hecho, la evidencia actual es que los malos hábitos dietéticos no son “espontáneos” sino inducidos por el modelo, o la indulgencia, de los padres. Por tanto, es importante que si se sigue el método BLW la dieta de toda la familia sea la mejor posible.

Lactancia materna y BLW

Es probable que los niños alimentados con lactancia materna encuentren más facilidad para adaptarse al método BLW que los alimentados con fórmula, ya que la lactancia materna, por su alta variedad de sabor (dependiendo de lo que ha comido la madre), prepara mejor al bebé para buscar sabores nuevos, además la alimentación con pecho entrena más la musculatura de la boca para deglutir correctamente, que los alimentados con biberón. No obstante, no hay evidencia científica de que los bebés alimentados con biberón no tengan las habilidades necesarias a los 6 meses para realizar el método BLW. 

método BLW

Diseña tu biberón

Generalidades a tener en cuenta en la introducción de alimentos al bebé

  1. La alimentación complementaria es la introducción de todos aquellos alimentos diferentes a la leche. Su importancia radica en que los primeros años de vida son el periodo más crítico en nuestra formación física, sentando las bases del riesgo o no de padecer futuras patologías, además de asentar las preferencias alimentarias para el resto de la vida.
  2. Se empieza a los 4-6 meses de edad siendo la lactancia materna exclusiva suficiente hasta los 6 meses de edad. Pero más importante que la edad cronológica es el desarrollo psicomotor: empezaremos cuando tu bebé se lleve las manos a la boca, se siente correctamente (aunque necesite apoyo), y empiece a mostrar interés por la comida.
  3. Se debe introducir los alimentos en pequeñas cantidades crecientes de un único alimento nuevo durante unos días (aunque podemos mezclar un alimento nuevo con los ya tolerados previamente).
  4. La alimentación es un acto social. Debe de ser lo más parecida a la de la familia tanto de contenido como de horario.
  5. No retrasar la introducción de alimentos potencialmente alergénicos (huevo, soja, cacahuete, trigo, frutos secos, pescado y marisco), ni aunque haya antecedentes familiares. Una vez introducidos hay que aportarlos frecuentemente.
  6. Tampoco restringir estos alimentos en las madres durante la gestación, ni durante la lactancia materna (salvo alergia o indicación médica).
  7. Demorar la introducción hasta…:
    1. Los 9 meses: yogur natural sin azúcar o queso (curado o pasteurizado); Verdura de hoja verde (lechuga, acelga…).
    2. Los 12 meses: leche animal no adaptada; miel y conservas; sal-salazones (hasta los 2 años poca cantidad).
    3. Los 2 años: azúcar, edulcorantes o productos que los lleven.
    4. Los 3 años: alimentos redondos y/o duros que puedan producir atragantamiento (frutos secos enteros, cacahuetes, manzana o zanahoria c rudas, salchichas, uvas enteras…).
  8. Hay dos métodos de introducción por textura: introducción por triturados, o directamente por sólidos (BLW o BLISS), sin ventajas o desventajas médicas demostradas en los estudios actuales. Lo realmente importante no es el método sino ofrecer una dieta de calidad y evitar los alimentos con alto riesgo de atragantamiento.

Avalado por profesionales sanitarios


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • "Ha sido todo un descubrimiento: buscábamos un biberón para proteger la lactancia materna y nos ha ido genial. Recomendable al 100%"
    Laura Hernández
     
  • "Me encanta el tacto natural que tiene, mi bebé no deja de tocarlo!!"
    Silvia Rodríguez
     
  • "Necesitábamos un biberón porque volvía al trabajo y ahora estoy tranquila con Happymami. Mi bebé realiza la toma completa"
    Andrea Torres
     
  • "Un biberón 10, fácil de limpiar, y que sea de silicona entero me encanta, porque mi bebé juega con el biberón,
    y si se cae, no se rompe"
    Victoria Marpe
     
  • "Totalmente increíble,
    llevamos probando distintos biberones desde hace semanas y
    éste lo aceptó a la primera!!"
    Carolina Baza
     
  • "Su equipo de matronas me asesoraron perfecto, logrando que mi bebé cogiera el biberón. Estaba desesperada, y ha ido genial, muchas gracias"
    Eva Castell
     
____________

Si no estás segura de tu diseño, contesta estas preguntas y te decimos cuál es el biberón ideal para tu bebé

Contestar preguntas
Copyright 2021 © | Happymami Todos los derechos reservados
menu-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram