¿Grietas en el pezón? Tenemos la solución para ti

grietas en el pezon

Cura tus grietas sin dolor, en 24/72 horas y sin afectar a tu lactancia materna

Bienvenidos al método

Un nuevo método, creado por matronas para curar tus grietas sin perder tu lactancia materna. ¿Cómo funciona? 

Intercalamos tomas del pecho sano con el biberón Happymami diseñado a medida, dejando descansar el pecho afectado, curando la grieta más rápidamente, sin dolor, y sin afectar a tu lactancia materna. 

¿Empezamos?

Haz click en el botón y diseña en tan sólo 5 pasos el biberón a medida que pondrá fin a tus grietas

¿Cómo vamos a ayudarte a curar tus grietas del pezón?

Diseña tu biberón

Necesitaremos que diseñes tu Happymami lo más representativo de tu pecho, con el que descansará tu pecho afectado por la grieta del pezón

Marca la casilla grietas

Marca en la pestaña de GRIETAS [X] durante tu proceso de compra

matrona

Una matrona Happymami te contactará

Tras la compra, una de nuestras matronas se pondrá en contacto contigo vía whatsapp. Indicándote las pautas del método Happymami Care®

Seguimiento diario

Tendrás un seguimiento cada mañana valorando tu evolución

lactancia

Cura tus grietas sin dolor

Conseguirás curar tus grietas, sin dolor, y sin perder vuestra lactancia materna

Soluciones antiguas soportando dolor

Hasta la llegada de Happymami Care®, las recomendaciones de las guías clínicas para las mamás que sufren grietas, se basan en identificar la causa y  prestar el apoyo necesario hasta conseguir una posición de agarre adecuados. (23)

tratamientos-grietas-del-pezón.png

Esto es debido a que aunque existen diferentes intervenciones y tratamientos (apósitos en gel de glicerina, pezoneras de lanolina, aplicar leche materna, aloe vera, o ungüentos multiusos) enfocados a su curación. No hay estudios de calidad que demuestren su eficacia (23).

Además, de seguir sufriendo por parte materna un dolor insoportable, cada vez que se coloca al bebé a mamar del pecho afectado por la grieta del pezón. Poniendo en riesgo la continuidad de su lactancia materna. Por ello, nuestro equipo de matronas de Happymami, han creado la siguiente solución. Un novedoso método para curar tus grietas del pezón, sin dolor y sin perder la lactancia materna. ¡Vamos a ayudarte!

Lo nuevo, curar tus grietas sin dolor, en 24/72 horas y sin afectar a tu lactancia materna

En Happymami, somos mamás y matronas, por eso, sabemos las dificultades a las que se enfrentan cada día mamás como tú durante su lactancia materna, destacando las grietas del pezón. (1, 6, 7, 8, 24).

Este dolor insoportable causado por el traumatismo del pezón conduce a la angustia emocional de la madre, la interrupción de la relación madre-bebé y la terminación temprana de la lactancia (1, 2, 3, 6, 7, 9, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 24)

Hemos trabajado muy duro para poder ofrecerte este nuevo método, revolucionario desarrollado por nuestras matronas asesoras expertas en lactancia materna.

Happymami CARE ® te proporcionará la solución ideal para ti, con el objetivo de dar una respuesta a la alta incidencia de mujeres lactantes con grietas en el pezón, disminuyendo así, el riesgo de pérdida de la lactancia materna.

La ciencia nos pedía Happymami Care®

Haz click en el botón y diseña en tan sólo 5 pasos el biberón a medida que pondrá fin a tus grietas

En la actualidad, la lactancia materna (LM), ha adquirido una relevancia especial, siendo recomendada por la Organización Mundial de la Salud, y las autoridades sanitarias como la alimentación ideal del recién nacido de forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, y de forma complementaria hasta los dos años. (1, 2, 3) Una tendencia al alza entre la población mundial, que radica en el compromiso de alimentación más natural, y fomento del vínculo entre la madre y su bebé.

El mejor comienzo de la lactancia materna es tras el parto (independientemente de cual sea éste). Es de vital importancia que el recién nacido sea colocado encima de la madre para realizar el contacto piel con piel sin interrupciones, al menos hasta que el bebé haya realizado la primera toma de pecho. El recién nacido dispone de capacidades congénitas que las desempeña de forma inmediata tras el nacimiento. Esta capacidad para agarrarse de forma espontánea y correcta al pecho de la madre se conserva hasta los 3-4 meses de vida, lo cual es de gran importancia para el manejo de los problemas de la lactancia.

Además, son numerosos los beneficios que proporciona la lactancia materna tanto al recién nacido, la madre, la sociedad y el medio ambiente. (2, 3, 4) Como, por ejemplo, la leche materna se asocia en términos de salud, al correcto crecimiento, inmunidad y desarrollo del lactante. (3) Tiene poderosas propiedades inmunológicas que protegen a los bebés de enfermedades respiratorias, infecciones del oído medio y enfermedades gastrointestinales. Asimismo, proporciona un impacto sobre la salud que dura toda la vida, mostrando efectos protectores contra la diabetes mellitus, la obesidad, la hiperlipidemia, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, la autoinmunidad y el asma. (2,
Si bien la mayoría de las mujeres inician la lactancia materna, muchas la interrumpen debido a las dificultades encontradas más que a la elección materna. (1, 6, 7, 8, 24) El amamantar no duele y debe de ser algo placentero para ambos. Las investigaciones han identificado una mala posición o agarre del bebé como una causa común de dolor en los pezones. (1, 6, 9, 10, 24).

Cabe destacar como dificultad, el pezón traumático. Lesión sufrida por hasta el 24,5% de las mamás, (6) que pueden aparecer como piel erosionada, heridas y fisuras, así como signos clínicos de eritema, edema, ampollas blancas o amarillas, manchas oscuras y equimosis. (2, 4, 7) Este dolor insoportable causado por el traumatismo del pezón conduce a la angustia emocional de la madre, la interrupción de la relación madre-bebé y la terminación temprana de la lactancia. (1, 2, 3, 6, 7, 9, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 24) 
Se han evaluado muchas intervenciones diferentes diseñadas para reducir el dolor en los pezones en mujeres que amamantan, como la aplicación de lanolina para tratar pezones doloridos o dañados, el uso de compresas o ungüentos, aparte de la leche materna extraída defendida como gratuita, de fácil obtención y aplicación. (5, 11, 12, 24) Pero el tratamiento del pezón traumático es complicado debido a la succión repetida del bebé y no está claro qué intervención es el tratamiento más efectivo. (1, 2, 11, 15, 24)

Imagen de ultrasonido submental del pezón en la boca del bebé durante la lactancia en (A) la posición de la lengua hacia arriba y (B) la posición de la lengua hacia abajo. (C) es una representación esquemática de la forma del pezón y la posición de la lengua en la lengua hacia arriba (azul) y la lengua hacia abajo (rosa); HP, paladar duro; SP, paladar blando; N, pezón; AT, lengua anterior; MT, lengua media; PT, lengua posterior. (24)

En la actualidad, la lactancia materna (LM), ha adquirido una relevancia especial, siendo recomendada por la Organización Mundial de la Salud, y las autoridades sanitarias como la alimentación ideal del recién nacido de forma exclusiva durante los primeros 6 meses de vida, y de forma complementaria hasta los dos años. (1, 2, 3) Una tendencia al alza entre la población mundial, que radica en el compromiso de alimentación más natural, y fomento del vínculo entre la madre y su bebé.

El mejor comienzo de la lactancia materna es tras el parto (independientemente de cual sea éste). Es de vital importancia que el recién nacido sea colocado encima de la madre para realizar el contacto piel con piel sin interrupciones, al menos hasta que el bebé haya realizado la primera toma de pecho. El recién nacido dispone de capacidades congénitas que las desempeña de forma inmediata tras el nacimiento. Esta capacidad para agarrarse de forma espontánea y correcta al pecho de la madre se conserva hasta los 3-4 meses de vida, lo cual es de gran importancia para el manejo de los problemas de la lactancia.

En resumen, no se han encontrado estudios que demuestran que un método sea mejor que otro. (23) Por otro lado podemos apreciar que los estudios cualitativos señalan que existe preocupación por el tema de la confusión de la tetina y el pezón, aunque algunos profesionales también creen que la “vuelta al pecho” puede verse dificultada por el uso del vaso. (23) 

Por todo ello, es necesario dar una respuesta a este problema, comprendiendo el dolor en los pezones y las opciones de tratamiento para mejorar la duración de la lactancia y las tasas de exclusividad abordando sistemáticamente una de las dificultades más frecuentes que encuentran las mujeres que amamantan. (1) 

Siendo una solución revolucionaria, ofrecer a cada mamá la posibilidad de realizar un biberón representativo de su anatomía, para usarlo como herramienta durante la etapa aguda de grietas, favoreciendo así el mantenimiento de su lactancia materna. Cumpliendo tanto las recomendaciones sanitarias, como el deseo de muchas madres que desean continuar amamantando a sus hijos.

La ciencia nos pedía Happymami Care®

Haz click en el botón y diseña en tan sólo 5 pasos el biberón a medida que pondrá fin a tus grietas

Bibliografía


1. Dennis C-L, Jackson K, Watson J. Interventions for treating painful nipples among breastfeeding women. Cochrane Database Syst Rev. 15 de diciembre de 2014; (12):CD007366.
 
2. Comparación de los efectos de las cremas de lanolina, menta y dexpantenol en el tratamiento de pezones traumáticos en madres lactantes – PubMed [Internet]. [citado 20 de abril de 2021]. Disponible en:https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26744729/.
 
3. Jacobs A, Abou-Dakn M, Becker K, Both D, Gatermann S, Gresens R, et al. S3- Guidelines for the Treatment of Inflammatory Breast Disease during the Lactation Period. Geburtshilfe Frauenheilkd. diciembre de 2013;73(12):1202-8.
 
4. Cadwell K, Turner-Maffei C, Blair A, Brimdyr K, Maja McInerney Z. Pain reduction and treatment of sore nipples in nursing mothers. J Perinat Educ. 2004;13(1):29- 35.
 
5. Witkowska-Zimny M, Kamińska-El-Hassan E, Wróbel E. Milk Therapy: Unexpected Uses for Human Breast Milk. Nutrients [Internet]. 26 de abril de 2019 [citado 20 de abril de 2021];11(5). Disponible en:https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6567207/
 
6. Morais TCE do V, Souza TO de, Vieira GO, Bessa Júnior J de, Jesus GM de. Breastfeeding technique and the incidence of nipple traumas in puerperal women attended in a city hospital: intervention study. Rev Bras Saúde Mater Infant Online. 2020;695-703.
 
7. Shahrahmani N, Amir Ali Akbari S, Mojab F, Mirzai M, Shahrahmani H. The Effect of Zizyphus Jujube Fruit Lotion on Breast Fissure in Breastfeeding Women. Iran J Pharm Res IJPR. 2018;17(Suppl):101-9.
 
8. Buchko BL, Pugh LC, Bishop BA, Cochran JF, Smith LR, Lerew DJ. Comfort measures in breastfeeding, primiparous women. J Obstet Gynecol Neonatal Nurs JOGNN. enero de 1994;23(1):46-52.
 
9. Marrazzu A, Sanna MG, Dessole F, Capobianco G, Piga MD, Dessole S. Evaluation of the Effectiveness of a Silver-Impregnated Medical Cap for Topical Treatment of Nipple Fissure of Breastfeeding Mothers. Breastfeed Med. 10(5):232-8.
 
10. Walker M. Conquering common breast-feeding problems. J Perinat Neonatal Nurs. diciembre de 2008;22(4):267-74.
 
11. Jackson KT, Dennis C-L. Lanolin for the treatment of nipple pain in breastfeeding women: a randomized controlled trial. Matern Child Nutr. julio de 2017;13(3).
 
12. Lavergne NA. Does application of tea bags to sore nipples while breastfeeding provide effective relief? J Obstet Gynecol Neonatal Nurs JOGNN. febrero de 1997;26(1):53-8.
 
13. Pugh LC, Buchko BL, Bishop BA, Cochran JF, Smith LR, Lerew DJ. A comparison of topical agents to relieve nipple pain and enhance breastfeeding. Birth. 1996;88-93.
 
14. Centuori S, Burmaz T, Ronfani L, Fragiacomo M, Quintero S, Pavan C, et al. Nipple care, sore nipples, and breastfeeding: a randomized trial. J Hum Lact Off J Int Lact Consult Assoc. junio de 1999;15(2):125-30.
 
15. Brent N, Rudy SJ, Redd B, Rudy TE, Roth LA. Sore nipples in breast-feeding women: a clinical trial of wound dressings vs conventional care. Arch Pediatr Adolesc Med. noviembre de 1998;152(11):1077-82.
 
16. Dennis C-L, Schottle N, Hodnett E, McQueen K. An all-purpose nipple ointment versus lanolin in treating painful damaged nipples in breastfeeding women: a randomized controlled trial. Breastfeed Med Off J Acad Breastfeed Med. diciembre de 2012;7(6):473-9.
 
17. Suplementación con fórmula en el hospital y alimentación posterior al alta entre mujeres que pretendían amamantar exclusivamente: Un dato administrativo … – PubMed – NCBI [Internet]. [citado 4 de abril de 2020]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28737234
 
18. Vieira F, Bachion MM, Mota DDCF, Munari DB. A systematic review of the interventions for nipple trauma in breastfeeding mothers. J Nurs Scholarsh Off Publ Sigma Theta Tau Int Honor Soc Nurs. junio de 2013;45(2):116-25.
 
19. Karaçam Z, Sağlık M. Breastfeeding problems and interventions performed on problems: systematic review based on studies made in Turkey. Turk Pediatri Arsivi. septiembre de 2018;53(3):134-48.
 
20. Vieira F, Mota DDCF, Castral TC, Guimarães JV, Salge AKM, Bachion MM. Effects of Anhydrous Lanolin versus Breast Milk Combined with a Breast Shell for the Treatment of Nipple Trauma and Pain During Breastfeeding: A Randomized Clinical Trial. J Midwifery Womens Health. septiembre de 2017;62(5):572-9.
 
21. Page T, Lockwood C, Guest K. Management of nipple pain and/or trauma associated with breast-feeding. JBI Libr Syst Rev. 2003;1(3):1-33.
 
22. Amir S, Akbari S, Seideh H, Alamolhoda A, Akbarzadeh A, Mirabi P. Effects of menthol essence and breast milk on the improvement of nipple fissures in breastfeeding women. J Res Med Sci. 1 de julio de 2014;19:629-33.
 
23. Garcia-Roldan A, Guerrero Etxeberria E, Hernández-Aguilar MT, Legarra Pellicer C, Martínez- Herrera Merino B, Quintana Pantaleón R, Ibargoyen Roteta N, F. G. R. (2017). Guía de Práctica Clínica sobre lactancia materna MINISTERIO DE SANIDAD, SERVICIOS SOCIALES E IGUALDAD, 316. Retrieved from http://www.aelama.org/wp-content/uploads/2019/04/1-
 
24. Mcclellan, H. L., Kent, J. C., Hepworth, A. R., Hartmann, P. E., Geddes, D. T., Scott, J., & Binns, C. (2015). Persistent Nipple Pain in Breastfeeding Mothers Associated with Abnormal Infant Tongue Movement. OPEN ACCESS Int. J. Environ. Res. Public Health, 12, 12. https://doi.org/10.3390/ijerph120910833