Llegas a casa con tu bebé y a esa gran felicidad que envuelve el hogar se une el sentimiento de duda, sobre todo si eres primeriza. Es normal que surjan preguntas sobre el cuidado del bebé o su comportamiento, sobre todos si te encuentras con cosas que pueden no parecer normales en un recién nacido. 

¿Esta manchita es normal? ¿Por qué llora tanto? ¿Y esos ruidos al dormir? Tranquila, se resuelven conforme ganas experiencia, aunque nunca está de más conocer ciertas características habituales y comunes en la mayoría de los recién nacidos, tal y como explican los expertos de la Asociación Española de Pediatría. 

Piel

En la mayoría de los recién nacidos se suele producir una pequeña descamación en cuerpo y extremidades que se resuelve al poco tiempo. 

Muchos bebés tienen en la espalda baja una mancha oscura, de tonos azules o verdosos. No hay de qué preocuparse. Esta manchita, que parece un hematoma, se llama mancha mongólica y su tamaño dependerá de cada pequeño. Lo que está claro es que no supone ninguna enfermedad y desaparecerá en los primeros años.

Ocurre lo mismo con otras manchas de color rojo que aparecen en la piel de la zona de la nuca, de los párpados o en el centro de la frente. Desaparecen sin hacer nada a los pocos meses. 

En cuanto a nariz, las mejillas y la barbilla, aparecen en los primeros días unos pequeños granos blanquecinos que recuerdan a las pústulas del acné. Reciben el nombre de miliaria, aunque también se les conocen como engordaderas. “No tienen importancia ni requieren cuidados”, aseguran los expertos.

Ombligo

Durante todo este tiempo, las recomendaciones sobre el cuidado del cordón umbilical ha ido cambiando. Según cuando naciera el bebé, se aconsejaban distintos productos antisépticos: alcohol de 70º, mercurocromo, productos con yodo, etc. Popularmente, se han aconsejado prácticas como no mojar ni bañar al bebé hasta que el cordón se hubiera caído. 

Pero ahora, basándonos en los estudios científicos, los cuidados pueden resumirse en los siguientes:

  • El cordón suele desprenderse entre el 5º y 15º día.
  • La zona del cordón sí que se puede lavar con agua tibia y un jabón neutro, al igual que el resto de la piel, en el momento del baño. Habrá que secarlo bien después y cubrirlo con una gasa seca.
  • Cambia a menudo los pañales de tu bebé. Si ves que el cordón aparece manchado con heces, hay que lavar de nuevo con agua y jabón, secar y dejar una gasa seca.
  • Al contrario de lo que podrías imaginar, el uso de antisépticos no ofrece ventajas sobre una buena higiene y en ocasiones puede retrasar la caída del cordón.

Ojos

Los recién nacidos pueden ver desde su nacimiento, pero solo son capaces de enfocar a una distancia de 20 – 30 cm. ¿Te das cuenta? Desde que nacen pueden ver la cara de su mami con nitidez. 

La higiene de los ojos en condiciones normales no requiere materiales especiales, como las gasas o el suero fisiológico, puedes usar agua tibia y un pañito suave. “Solo si aparece alguna anomalía, como inflamaciones o secreciones anormales, se deberá consultar con el pediatra o la enfermera la necesidad de tratamiento”, aclaran al respecto.

Hay cosas que mi pequeño hace…¿debería preocuparme?

Ciertos actos, como el hipo, los estornudos o pequeños ruidos nasales al dormir, pueden ser malinterpretados y generar duda a los padres. En este caso los expertos de la AEPED recomiendan una observación tranquila del bebé, asegurándonos de su bienestar, es suficiente, no siendo necesaria ninguna intervención.

Las rutinas de los bebés 

Los recién nacidos muestran patrones de actividad y sueño variables a lo largo del día y diferentes a los de los adultos. Por eso es importante adecuar los estímulos de luz y ruido, así como ciertos momentos del baño a horas similares, para favorecer la aparición de rutinas. Tu bebé aprenderá a organizar su día con el transcurso de las semanas. 

¿Conocías todas estas características de los recién nacidos? Seguro que has tenido que lidiar con alguna de ellas en los primeros meses de tu bebé. Recuerda compartir tu experiencia para poder ayudar a otras mamás que se encuentren en esta situación. 

Juntas somos #Happymamis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario