Aprovecha la oferta antes de:

Días
Horas
Minutos
Segundos
mejor biberon

Conservación de la leche materna extraída

Conservación leche materna Happymami
Contenido del artículo

Si eres  mamá que ofrece lactancia materna y necesitas sacarte leche, ya sea para volver al trabajo, o porque necesites dar algún suplemento a tu bebé y vayas a hacerlo con tu propia leche, en este post de Happymami, vas a encontrar todo lo que necesitas saber sobre la conservación de la leche materna extraída. Además, te contamos las diferentes técnicas de suplementación que puedes realizar, para proteger tu lactancia materna.

¿Qué tiempo dura la leche materna después de sacarla?

El tiempo de conservación de la leche materna, dependerá de la temperatura a la que la guardes. Consiguiendo que dure desde las 6-8 horas, a temperatura ambiente hasta los 6 o 12 meses si usas un congelador de menos de -19ºC. Por ello, a continuación te dejamos una tabla de conservación de la leche materna que te será muy útil para consultar siempre que necesites.

El primer biberón diseñado a medida

Recomendaciones generales extracción y conservación leche materna.

  • Lavarse las manos antes de extraer y manipular la leche materna.
  • Usar recipientes bien lavados (agua caliente y jabón) y aclarados para almacenar la leche. O lavarlos en el lavaplatos.
  • Usar leche materna fresca (no congelada) siempre que sea posible.
  • Congelar lo antes posible la leche materna que seguro no se vaya a usar antes de tres días.
  • Si por cualquier razón no se puede o no interesa congelar la leche materna inmediatamente después de extraerla, guardarla lo antes posible en una nevera, hasta usarla o congelarla.
  • Guarda la leche materna en pequeñas cantidades (50 – 100 cc) para poder descongelar sólo la que el niño vaya a tomar inmediatamente.
  • Etiquetar los recipientes de leche materna congelada con la fecha.
  • Descongelar siempre la leche más antigua.
  • Una vez descongelada la leche materna, removerla bien. Puede mezclarse para una misma toma, leche materna extraída en distintas fechas.

Guía lactancia materna

Recomendaciones sobre descongelación de leche materna

Siempre que sea posible, calentar la leche materna directamente tras sacarla del congelador. En caso contrario mantener la cadena de frío hasta poder calentarla.

Lo que SÍ se puede hacer

Calentar agua en un cazo y, ya fuera del fuego, introducir dentro el envase de leche materna extraída hasta que alcance la temperatura deseada.

Calentar al microondas (*) y después remover bien la leche materna para que su temperatura sea uniforme.

Lo que NO se debe hacer

Calentar al baño maría (introduciendo la leche materna fría o congelada en un recipiente con agua fría y calentándolo todo en el fuego). Calentar la leche materna directamente en el fuego. Descongelar la leche materna al microondas. Descubre más en nuestra guía cuidados del recién nacido.

Reproduce tu anatomía protege tu lactancia materna
Tipos de recipientes

Los recipientes pueden ser indistintamente de plástico o de cristal (con una tapa que cierre con eficacia) y preferiblemente de uso alimentario. Si además tienen una abertura amplia se facilita su limpieza. 

También existen bolsas de plástico para congelar (bolsa única o tipo cubitera) que son prácticas y poco costosas, aunque también se derraman con facilidad, al ser más inestables y poderse pinchar y gotear.

Es preferible guardar la leche en doble bolsa. También hay bolsas especiales que se acoplan al extractor pero son caras y de un solo uso.

Cambios de sabor en la leche almacenada

Algunas mujeres han comentado que su leche materna congelada huele a agria e incluso a rancio. Ese olor se atribuye a un cambio en la estructura de los lípidos como consecuencia de los ciclos de congelación y descongelación en el congelador-refrigerador con eliminación automática de escarcha.

Aunque puede ocurrir que ocasionalmente algún niño la rechace, por lo general no es así y tampoco resulta perjudicial para el bebé.

Congelar la leche materna rápidamente tras la extracción y calentarla inmediatamente después de sacarla del congelador parece que puede contribuir a que este problema se dé en menor grado.

¿Qué hacer para evitar que tu leche materna extraída se ponga agria?

Hay madres en que la lipasa actúa muy rápidamente y en pocas horas su leche le huele a agria. En estos casos lo que la madre puede hacer es: introducir su leche materna en un cazo y poner al fuego. Si tiene termómetro (especial para cocina) va a esperar que la leche llegue a 60ºC, hay que sacarla del fuego, guardarla en el recipiente donde va a ser congelada, enfriar rápidamente (un poco de agua fría con hielo sirve), y congelarla. Si no se dispone de termómetro hay que controlar el proceso de calentamiento, cuando la leche hace burbujitas muy pequeñas en los laterales del cazo, sacar del fuego y seguir con el procedimiento anterior.

Tabla conservación leche materna extraída

Conservación leche materna extraída

Técnicas de suplementación con leche materna

Existen ocasiones en las que será necesario complementar tu lactancia materna con tomas complementarias. Como cuando un bebé no coge suficiente peso y el pediatra indica realizar el suplemento. Y para que no se vea afectada tu lactancia materna, tenemos diferentes formas de ofrecer el suplemento y para que selecciones la mejor para ti, vamos a indicarlas.

¿Qué es un suplemento y tipos?

Un suplemento del lactante, es una alimentación que recibe el lactante además del pecho y puede ser con lactancia materna o leche de fórmula. A no ser que tu pediatra indique lo contrario, siempre se intentará primero suplementar con leche de la madre extraída, luego con leche de donante (si la madre lo consiente) y en última opción con leche artificial.

¿Cuanta cantidad debo administrar a mi bebé de suplemento?

La cantidad de suplemento a ofrecer a tu bebé te la dirá el pediatra. Este cálculo de suplementación irá en función de los días de vida, peso y situación del bebé, pero siempre haciendo un cálculo exacto de la suplementación para no interferir en las tomas de lactancia materna y consecuentemente en la producción materna de leche. Recuerda que, si ofreces suplemento con lactancia artificial, será importante siempre intentar sacarte del pecho la misma cantidad de leche materna, que de leche de fórmula que tome tu bebé. Así tu cuerpo entenderá que debe producir tanta cantidad de leche como tu bebé ingiere. Siendo más factible la vuelta a la lactancia materna exclusiva.

¿Cómo ofrecer el suplemento?

Lo más recomendable será suplementar al bebé tras haber realizado la toma al pecho (con la técnica de suplementación que consideres más adecuada para ti) o con relactadores mientras el lactante está haciendo la toma al pecho.

Técnicas de suplementación

Existen diferentes técnicas para administrar suplementos a un bebé amamantado. Y a la hora de decidir un método u otro, debes priorizar tus necesidades y las de tu bebé. Hay muchas formas y encontrarás la que mejor se adapte a vuestro caso. Además, para elegir la técnica de suplementación, deberás tener en cuenta el motivo por el que se decide suplementar, y otros factores entre los que se encuentran:

  • La edad del bebé y su capacidad de succionar de forma eficaz o no.
  • Si el método favorece las capacidades de succión adecuadas del bebé.
  • El volumen de leche a administrar.
  • Si el uso previsto es a corto o largo plazo.
  • El costo y disponibilidad.
  • La facilidad de uso y limpieza
  • Las preferencias tanto de la madre como del bebé. Ambos deben sentirse cómodos con el método elegido.

En base a estos criterios, a continuación se explican los beneficios e inconvenientes de cada método y la forma de ponerlo en práctica, sobre todo en las primeras semanas de vida del lactante.

Alimentación con relactador

El relactador es un dispositivo que permite que el bebé reciba suplementos de leche materna extraída o leche artificial mientras succiona del pecho. Consiste en un contenedor de leche (ya sea una bolsa o una botella de plástico) que la madre se cuelga alrededor del cuello. A través de una válvula, salen dos sondas que se deben fijar al pecho de la madre con cinta adhesiva y cuyo extremo se coloca en la punta del pezón cuando el niño va a mamar. Cuando el bebé se agarra al pecho y succiona, obtiene la leche del relactador junto con la leche del pecho de la madre. La succión ayuda a estimular la oferta de leche materna y la leche del relactador actúa como recompensa para el bebé por succionar correctamente.

Conservación de la leche materna extraída

Se pueden utilizar sondas de distintos tamaños para que la leche fluya en mayor o menor cantidad según convenga. Se suele empezar por la más ancha, y según mejora la succión del bebé, se van utilizando sondas cada vez más estrechas para que éste tenga que hacer más esfuerzo. Salvo en el caso de alimentación de gemelos, si sólo se utiliza una de las dos sondas, la otra hay que pinzarla para que la leche no se derrame. Tras cada uso hay que limpiar concienzudamente tanto el recipiente como las sondas para mantener la higiene y que queden permeables.

  • Está especialmente indicado en procesos de relactación (el restablecimiento de la producción de leche después de un destete prematuro) o de inducción de la lactancia de niños adoptados. 
  • También sirve para animar a bebés reacios a succionar, para que se prendan del pecho, ya que con el relactador el alimento fluye más rápidamente y en mayor cantidad que si únicamente mamaran.

El manejo del relactador puede resultar complicado, pero con práctica las madres adquieren mucha destreza y puede resultar muy eficaz.

Alimentación con cuchara

Administrar la leche extraída con una cucharita es un método extremadamente útil en los primeros días de vida. Si la madre se extrae manualmente el calostro, es preferible recogerlo directamente del pecho con una cucharita y dársela al bebé colocando la cuchara sobre el labio inferior y favoreciendo que pueda lamerla. En bebés poco demandantes, dormilones y en todos los que no estimulan el pecho de forma eficaz, este método ayuda a la madre a reforzar su confianza. Además, es un método barato y está disponible en cualquier medio. Sirve para administrar pequeños volúmenes durante los dos-tres primeros días de lactancia materna. Es menos útil cuando el bebé necesita más cantidad de leche porque puede resultar engorroso.

Suplementación con cucharita

Recipiente-cuchara 

Se trata de un dispositivo parecido a un biberón donde se introduce la leche extraída, que incluye una válvula y en lugar de tetina, tiene un recipiente con el borde contorneado a modo de cuchara. Es un método útil en bebés que tienen que estar separados de sus madres para administrar las tomas de leche extraída cuando la madre no está. Admite volúmenes grandes y se puede utilizar a largo plazo. Es sencillo de utilizar y puede resultar una alternativa aceptable cuando la persona que va a alimentar al niño puede percibir otros métodos como “raros” o más complicados. Existen diferentes modelos que se pueden adquirir en el mercado y tienen un coste bastante asequible.

Alimentación con taza o vaso

La alimentación con taza o vaso, resulta útil tanto en bebé prematuros como en recién nacidos a término. Es un método de bajo coste, cómodo y fácil de limpiar. Se puede utilizar un recipiente casero y también se pueden adquirir vasos especiales comercializados. Compatible tanto para suplementar pequeñas cantidades como para volúmenes más grandes en lactantes más mayores.

Requiere cierto adiestramiento para que resulte práctico y la leche no se derrame continuamente. El bebé debe estar colocado lo más vertical posible. El vaso se coloca sobre el labio inferior evertido y se inclina de forma que la leche lo toque ligeramente. No hay que verter la leche dentro de la boca sino dejar que el niño vaya introduciendo la lengua. Los bebés con bajo peso suelen llevar la leche a su boca con la lengua, mientras que los bebés a término o mayores la succionan.

Suplementación vasito

Alimentación con dedo-jeringa o dedo-sonda 

Administrar suplementos con jeringa consiste en introducir un dedo limpio en la boca del niño apoyando la yema en su paladar y dirigiendo la mano hacia abajo haciendo palanca para forzar al niño a abrir la boca. Hay que comprobar que el labio inferior quede evertido. Cuando el niño empieza a mamar del dedo en posición correcta, se le comienza a alimentar recompensando las succiones correctas con un poco de leche. Este método es especialmente útil en niños con problemas de agarre o succión ineficaz, en bebés prematuros, cuando madre y bebé tienen que estar separados los primeros días por enfermedad de la madre o del bebé.

Suplemento dedo jeringa

Para administrar el suplemento de leche, se pueden utilizar a su vez varias opciones:

  • Una jeringa: con la mano libre se apoya la punta de la jeringa sobre el labio inferior del bebé, en el hueco entre el dedo y la comisura de la boca, y cuando comienza a succionar se va vertiendo la leche, apuntando la jeringa ligeramente hacia abajo, de modo que el bebé va tomando la leche mientras sigue succionando el dedo.
  • La administración de suplementos utilizando sólo la jeringa directamente en la boca, sin estimular la succión con el dedo, puede favorecer que el bebé tienda a cerrar la boca y los labios y que acabe desarrollando una succión defectuosa que es precisamente lo que se intenta evitar. Por este motivo es preferible utilizar siempre la jeringa con el dedo, no la jeringa sola ya que puede ser contraproducente.
  • Una jeringa a la que se conecta un FingerFeeder. El Fingerfeeder es un dispositivo de silicona en forma de cono que se conecta a la jeringa, de forma que se puede introducir en la boca hasta la punta del dedo que está tocando el paladar para administrar la leche en la zona de la boca donde el bebé la succionaría como si fuera el pecho.
  • Una sonda: en este caso, la punta de la sonda (sirve una sonda nasogástrica de alimentación o el tubo del relactador) debe colocarse en la yema del dedo al introducirlo en la boca. La sonda puede ir conectada a una jeringa, a un relactador o a un biberón a modo de relactador casero. Al succionar el bebé va vaciando progresivamente el reservorio utilizado.

Para la técnica dedo-jeringa se necesitan las dos manos y puede resultar difícil que lo haga una persona sola. Hay que buscar la forma de sujetar al bebé lo más vertical posible. Una opción puede ser utilizar un almohadón o colocarlo sobre las piernas, colocándolas elevadas apoyadas sobre un escalón o un taburete.

Alimentación con biberón

Una alternativa más cómoda para ofrecer suplemento a tu bebé puede ser hacerlo con biberón. Pero es importante utilizar un biberón que sea lo más respetuoso con tu lactancia materna, siendo lo más parecido a tu anatomía, como por ejemplo los biberones Happymami, un biberón diseñado a medida por cada mamá para su bebé, obteniendo la posibilidad de representar tu pecho en formato biberón, previniendo a tu bebé del factor de confusión y protegiendo tu lactancia materna. 

suplemento con biberón

Conclusión conservación de la leche materna extraída y suplementación

Como siempre te decimos cada bebé es un mundo, pues con la leche materna igual, cada situación será diferente, y obviamente deberás de adaptar estas recomendaciones a tu situación. Si tienes mayor dudas en Happymami, tienes matronas que estarán encantadas de asesorarte. Recordarte que nuestro biberón Happymami, es entero de silicona médica, seguro para tu bebé. Un biberón con el que encontrarás el aliado perfecto para congelar y descongelar tu leche materna y que siempre esté perfecta.

Compatible con leche de formula
Guia forma pecho tallas 2022
Biberon pecho materno Guia de tallas 2022
matrona

[Lactancia Materna] 

Sabemos que durante la toma se produce una elongación del pezón, y la hemos tenido en cuenta durante el desarrollo de nuestras tetinas. Selecciona el pezón con el que te sientas más representada previo a la toma. 

Y por último, si usas pezoneras ten en cuenta el tamaño de la pezonera. 

Icono-diseño-0

INSTRUCCIONES PREVIAS

Icono-diseño-0
matrona

¡Hola soy Alba! El holograma real de una de nuestras matronas y voy a acompañarte durante todo el proceso de diseño ¡Encantada de conocerte!

Recuerda que el diseño serán 5 pasos y en cada paso encontrarás distintas opciones entre las que irás deslizando para encontrar tu diseño perfecto.

Si das lactancia materna sigue las pautas con la marca:

[Lactancia Materna]

Si das biberón de forma exclusiva sigue las pautas con la marca:

[Biberón Exclusivamente]

1º Tipo de pezón

2º Inclinación de la tetina

3º Velocidad del flujo

4ºCapacidad del Vaso

5ºDale Color

Si tienes dudas con tu diseño puedes contactarnos por WhatsApp para que te ayudemos.

biberon ipad happymami
matrona

[B] Escogemos el flujo según la edad del bebé.

Recuerda que si vas a usar cereales, tienen una densidad mayor a la leche líquida, por eso tenemos disponible un flujo exclusivo para cereales y/o papillas

matrona

[LM] Existen corrientes de usar un flujo menor correspondiente a la edad del bebé.

Con Happymami no hace falta, nosotras para desarrollar nuestros Happymamis estudiamos la lactancia materna en su conjunto. La eyección de leche materna, el flujo de salida en cada etapa, la succión del bebé, las necesidades del bebé…. Y a partir de ahí desarrollamos nuestros flujos.

Entonces si tú tienes un bebé de 4 meses y le pones un flujo para bebés de 2 meses, lo que probablemente tenga más riesgo es que tu bebé rechace el biberón.

Por eso nuestra recomendación es que cojas el flujo que le corresponde por edad, y sigas las pautas que te daremos al realizar tu compra para que tu bebé coja el biberón sin afectar a tu lactancia materna.

matrona

[B] Si tu bebé sufre muchos cólicos necesitamos un biberón con un sellado total, que corresponde a la inclinación pronunciada. Por el contrario, usaremos una inclinación media, para casos aislados de cólicos. Y una inclinación suave en casos especiales indicados por nuestras matronas.

matrona

[LM] Puedes ponerte de perfil y observarte el pecho.

  • ¿Tienes un pecho totalmente plano? cogemos inclinación suave.
  • Si acaba totalmente en punta, escoge inclinación pronunciada.
  • O si más bien es redondito, inclinación media.

Si tienes dudas entre cualquier forma y redondeado, nuestro consejo es que cojas la inclinación media que corresponde al redondeado.

matrona

[Biberón exclusivamente] Si es el primer biberón que vas a usar desde el nacimiento, nuestra recomendación es que escojas un pezón medio. Por otra parte, si tu bebé ha usado ya otros biberones y los rechaza, o si al usar el chupete le genera muchos ascos y arcadas a tu bebé escogeremos pezón pequeño.

Guía medir pezón HM
matrona

[LM] Necesito que midas la longitud de tu pezón antes de la toma, [GUÍA PARA MEDIR PEZÓN].   

Sabemos que durante la toma se produce una elongación del pezón, y la hemos tenido en cuenta durante el desarrollo de nuestras tetinas. Por eso se tomaron justo esos parámetros de la medida del pezón antes de realizar la toma

Y por último, si usas pezoneras ten en cuenta el tamaño de la pezonera. 

¿Te ayudo? Soy Alba matrona