Envío GRATIS añadiendo un 2º producto*
Happymami logo

No hay productos en el carrito.

 Cólicos del lactante, soluciones y actualidad


En los primeros 15 días de vida de tu bebé, y más especialmente en torno al mes y medio aparece uno de los peores enemigos de las mamás. Los cólicos del lactante. Por eso, nuestro equipo de matronas de Happymami te han preparado el siguiente post, con la última actualización cólicos del lactante y soluciones

Actualización cólicos del lactante y soluciones

El primer biberón diseñado a medida

Es normal que tu bebé llore en ciertas ocasiones, si tiene hambre, sueño, sed, o está incómodo. Pero, la frustración de los padres con los cólicos del lactante radica en que estos no se calman al atender las necesidades del bebé, como en el resto de situaciones. Y, aunque los cólicos suelen desaparecer a partir del cuarto mes, el hecho de que el bebé llore sin motivo aparente y no se calme supone un gran estrés para quien lo cuida.

¿Cuál es la causa de los cólicos?

Siento decirte que los motivos no se conocen bien. La ultima actualización científica, habla de un origen multifactorial, pero su causa exacta se desconoce. Se ha relacionado con la inmadurez y/o la alteración de la motilidad intestinal del bebé, la acción de las hormonas intestinales, el reflujo gastroesofágico o el exceso de gases intestinales probablemente deglutidos durante el mismo llanto. Todos son factores que pueden contribuir al desarrollo del cólico del lactante. En algunos casos de cólicos del lactante muy graves, es posible que sea la alergia/intolerancia a la proteína de la vaca la causa de éstos.

Otros autores refieren que el posible origen puede estar en ciertos factores psicológicos y sociales, como la sobreestimulación del bebé, una respuesta exagerada o ansiosa ante su llanto, cambios constantes en la rutina diaria, así como el cansancio y la inexperiencia de los padres, por eso estos cólicos son más frecuentes en mamás primerizas. También se habla de causas digestivas, como la dificultad para expulsar los gases.

¿Cuáles son los síntomas del cólico del lactante?

El cólico del lactante se define como episodios de llanto intenso e inconsolable que suelen aparecer por la tarde-noche, acompañados de movimientos de encogimiento de las piernas y enrojecimiento de la piel, que no tienen porque ser diarios, pero que ocurren por lo menos 2-3 veces a la semana y durante varias semanas. Aunque tu bebé previamente está bien, comienza a llorar de forma enérgica, se encoge y se pone rojo. Parece que tiene hambre, pero no se calma al darle de comer. Cuando cede el episodio, tu bebé parece sano, come y duerme bien y está contento.

Diseña tu biberón

¿Cómo se diagnostican los cólicos del lactante?

Normalmente no es necesaria ninguna prueba diagnóstica. Tu pediatra examinará a tu bebé en busca de otras causas que pudieran producirle ese llanto. Además, existen diferentes criterios diagnósticos, siendo los más comúnmente utilizados los de Wessel. Quien define el cólico del lactante como episodios de llanto intenso y vigoroso al menos tres horas al día, tres días a la semana durante al menos 3 semanas en un lactante por lo demás sano y bien alimentado. 

El bebé con cólico del lactante es un bebé sano cuyo llanto es percibido como excesivo por sus padres. Pero ten en cuenta que, se considera normal que un niño de 2- 3 semanas llore hasta un máximo de tres horas al día. Generalmente, aparece entre la segunda y la cuarta semana de vida y puede durar entre 3 y 4 meses, y éste es el tiempo en que suele desaparecer.

Reproduce tu anatomía protege tu lactancia materna

Consejos para reducir los cólicos del lactante

Como se remarca en esta actualización cólicos del lactante y soluciones, el cólico del lactante es un proceso benigno y transitorio, que suele desaparecer sin tratamiento al cabo de 3 o 4 meses, por lo que, en primer lugar, hay que tranquilizarse y conservar la calma.

No todos los bebés que lloran padecen un cólico del lactante. Hay que comprobar que la causa del llanto no sea otra distinta al cólico, como, por ejemplo, que tu bebé tenga hambre, calor o frío, sueño o el pañal mojado, pues los bebés llaman la atención con el llanto con el fin de que sus necesidades sean satisfechas. No hay que dejarlo llorar. 

Hay que intentar encontrar las medidas que mejor calmen a tu bebé: acunarlo o balancearlo con suavidad, pasearlo, buscar la posición que más le alivie o hacerle escuchar canciones rítmicas como las canciones de cuna. Como el cólico suele tener horario, se puede hacer coincidir ese rato con un paseo, con la intención de que le encuentre dormido. A veces, un exceso de movimiento puede ser contraproducente, por lo que todo debe hacerse siempre de forma tranquila y pausada. 

Con el fin de reducir el gas abdominal y ayudar a eliminarlo, se puede realizar un masaje suave en el abdomen del bebé flexionando las piernas sobre éste. Ahora hablaremos sobre este masaje con mayor detalle. No obstante, lo más eficaz es prevenir la ingestión de gases mediante una buena técnica alimentaria. 

En algunos bebés con cuadros de cólicos muy graves, el pediatra puede considerar la posibilidad de realizar cambios en la alimentación e instaurar una dieta sin proteína de la vaca, sustituyendo la fórmula de inicio por una fórmula con un alto grado de hidrólisis, o bien en el caso de una lactancia materna exclusiva, ensayar en la madre una dieta exenta de proteínas de vaca. 

Masaje específico para aliviar los cólicos del lactante

Cómo hemos visto, el masaje del bebé puede ser un gran aliado para aliviar los cólicos a tu bebé. Antes de iniciar el masaje deberemos de tener preparado 4 aspectos.

  1. Preparamos una habitación templada: 20°-22°C.
  2. Música suave y luz tenue
  3. Prepara aceite vegetal (sésamo, almendras) y comprueba previamente en una zona pequeña de la piel del bebé que no produce ninguna reacción alérgica (zona enrojecida).
  4. La persona que dé el masaje anticólicos debe tener las manos limpias, sin anillos, reloj, pulseras, y relajarse, eliminando tensiones, preocupaciones, prisas, con buen estado de ánimo y sintiéndose cómodo.

Ahora sí, vamos a empezar el masaje. Tu bebé debe de estar tranquilo, despierto con ojos brillantes que expresan atención y ganas de juego. Asegúrate que tenga la respiración normal. Puedes acariciarle y decirle cosas agradables mientras le vas quitando la ropa para darle el masaje. Ponte el aceite entre las manos, frotándolas, y dile al bebé: “¿quieres que te dé un masaje en tu tripita?”.

Diseña tu biberón

Posiciones durante el masaje 

  • Para bebés de 0 a 3 meses. La posición de la mamá debe ser sentada en el suelo en una alfombra, colchoneta. Con las piernas flexionadas, una planta del pie enfrente de la otra, de tal forma que las piernas hagan una cuna. Coloca la cabeza de tu bebé en el hueco que queda al juntar tus pies. Los pies del bebé deben quedar enfrente de tu abdomen con las piernas ligeramente levantadas.
  • Para bebés a partir de los 3 meses. Coloca a tu bebé boca arriba con las piernas ligeramente levantadas. Encima de la mesa, cambiador, sentado encima de la cama o de una superficie cómoda.

Debes tener en cuenta que al dar el masaje específico del cólico paramos ahí y en ese momento no añadimos el masaje en ninguna otra parte del cuerpo. Tu bebé debe reposar. Si deseamos hacer el masaje integral en todo el cuerpo, buscaremos otro momento. Además, no des este masaje durante el momento de crisis de los cólicos, ni cuando tu bebé acaba de comer.

Realización del masaje

Masajea el abdomen de tu bebé (debajo de las costillas hasta el pubis) con presión suave, siguiendo los siguientes pasos.

  1. Manos que reposan. Colocamos las manos sobre el vientre del bebé. Intenta relajarte del todo aunque el bebé se mueva o llore
  2. Rueda hidráulica. Realizamos movimientos de paleteo en el vientre del bebé, una mano tras la otra, como si estuvieras haciendo un hueco en la arena. Las manos deben amoldarse al vientre del pequeño. Repetir 6 veces.
  3. Rodillas arriba-abajo. Dobla las piernas del bebé y luego presiona suavemente hacia el vientre, mantén esta posición durante cinco segundos aproximadamente, 1 vez (no debemos juntar las rodillas antes del gateo). 
  4. Toque de relajación. Pasamos las manos por sus piernas hasta el tobillo para liberar la tensión y ayudamos a que se relaje. 
  5. Sol-luna. Imaginamos un reloj en el abdomen del bebé. Mamá con la mano izquierda comienza en el lado derecho del abdomen del bebé (7 horas) dibujando un círculo completo en el sentido de las agujas del reloj, sin levantar la mano. Cuando tu mano izquierda pase sobre las doce horas, la mano derecha se incorpora sobre las once horas hasta las 17 horas, como si fuera una media luna. Deberás repetirlo 6 veces.
  6. De nuevo repetimos el paso número 3. Rodillas arriba-abajo.
  7. Toque de relajación. Pasa una vez las manos desde las nalgas a los pies, reduciendo la presión, para facilitarle la liberación de la tensión y ayudar a que se relaje.

La recomendación es repetir el ciclo entero (pasos 1 al 7) 3 veces. 2 veces/día durante 2 semanas (podemos valorar continuar si es necesario). Pueden pasar varios días antes de que tu bebé responda de forma favorable; a veces, el bebé ya comienza a expulsar los gases en el primer intento. Recuerda, cada bebé es diferente.

Compatible con leche de formula

Conclusión actualización cólicos del lactante y soluciones

Los cólicos del lactante son famosos porque si tu bebé los sufre, se pasa mal. Pero en las últimas recomendaciones, hacen mucho hincapié en informar de que lo que le ocurre a tu bebé es un proceso benigno, sin secuelas y que desaparece espontáneamente entre el tercer y el cuarto mes. 

Recuerda que si utilizas biberón, no todos están preparados para evitar los cólicos, y un bebé que utiliza biberón tiene mayor riesgo de sufrir estos cólicos del lactante. Por eso todas las tetinas de Happymami cuentan con doble sistema anticólicos incorporados. Sin necesidad de elementos añadidos que dificultan su limpieza posterior. Además, son funcionales en cualquier posición que se coloque el biberón

Mucho ánimo, es una etapa, habrá que echarle un poco más de paciencia, pero como bien nos indica la última evidencia, esta etapa pasará. Y si necesitas ayuda, cuenta con nosotras, siempre seguiremos ofreciendote la última actualización de cólicos del lactante y soluciones. 

Diseña tu biberón


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • "Ha sido todo un descubrimiento: buscábamos un biberón para proteger la lactancia materna y nos ha ido genial. Recomendable al 100%"
    Laura Hernández
     
  • "Me encanta el tacto natural que tiene, mi bebé no deja de tocarlo!!"
    Silvia Rodríguez
     
  • "Necesitábamos un biberón porque volvía al trabajo y ahora estoy tranquila con Happymami. Mi bebé realiza la toma completa"
    Andrea Torres
     
  • "Un biberón 10, fácil de limpiar, y que sea de silicona entero me encanta, porque mi bebé juega con el biberón,
    y si se cae, no se rompe"
    Victoria Marpe
     
  • "Totalmente increíble,
    llevamos probando distintos biberones desde hace semanas y
    éste lo aceptó a la primera!!"
    Carolina Baza
     
  • "Su equipo de matronas me asesoraron perfecto, logrando que mi bebé cogiera el biberón. Estaba desesperada, y ha ido genial, muchas gracias"
    Eva Castell
     
____________

Si no estás segura de tu diseño, contesta estas preguntas y te decimos cuál es el biberón ideal para tu bebé

Contestar preguntas
Copyright 2021 © | Happymami Todos los derechos reservados
menu-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram