Cólicos del lactante, soluciones y actualidad

Actualización cólicos del lactante
Contenido del artículo

En los primeros 15 días de vida de tu bebé, y más especialmente en torno al mes y medio aparece uno de los peores enemigos de las mamás. Los cólicos del lactante. Por eso, nuestro equipo de matronas de Happymami te han preparado el siguiente post, con la última actualización cólicos del lactante y soluciones

Es normal que tu bebé llore en ciertas ocasiones, si tiene hambre, sueño, sed, o está incómodo. Pero, la frustración de los padres con los cólicos del lactante radica en que estos no se calman al atender las necesidades del bebé, como en el resto de situaciones. Y, aunque los cólicos suelen desaparecer a partir del cuarto mes, el hecho de que el bebé llore sin motivo aparente y no se calme supone un gran estrés para quien lo cuida.

¿Cuál es la causa de los cólicos?

Siento decirte que los motivos no se conocen bien. La ultima actualización científica, habla de un origen multifactorial, pero su causa exacta se desconoce. Se ha relacionado con la inmadurez y/o la alteración de la motilidad intestinal del bebé, la acción de las hormonas intestinales, el reflujo gastroesofágico o el exceso de gases intestinales probablemente deglutidos durante el mismo llanto. Todos son factores que pueden contribuir al desarrollo del cólico del lactante. En algunos casos de cólicos del lactante muy graves, es posible que sea la alergia/intolerancia a la proteína de la vaca la causa de éstos.

Otros autores refieren que el posible origen puede estar en ciertos factores psicológicos y sociales, como la sobre estimulación del bebé, una respuesta exagerada o ansiosa ante su llanto, cambios constantes en la rutina diaria, así como el cansancio y la inexperiencia de los padres, por eso estos cólicos son más frecuentes en mamás primerizas.

También se habla de causas digestivas, como la dificultad para expulsar los gases. Pero en la mayoría de los bebés se resuelve de forma espontánea a los tres o cuatro meses de edad.Es cierto que aunque suele desaparecer por sí solo, puede ser útil conocer más sobre los cólicos para poder comprender mejor ese momento a tu bebé y ofrecerle la mejor solución.

¿Cuándo empiezan los cólicos del lactante?

Este llanto excesivo que llamamos cólico del lactante, suele empezar en algún momento entre la tercera y la sexta semana después del nacimiento de tu bebé. Y termina cuando tu bebé tiene entre tres y cuatro meses de edad.

¿Todos los bebés tienen cólicos?

Los cólicos del lactante los sufrirán hasta el 40% de los bebés.Y se producen en la misma frecuencia en los siguientes grupos.

  • Hombres y mujeres
  • Bebés alimentados con leche materna y con biberón
  • Bebés nacidos a término y prematuros
  • Tanto si es tu primer o segundo hijo como, en otros hermanos también. 

¿Cuánto tiempo dura el cólico del lactante?

Todos los bebés lloran, y lo hacen de forma más intensa durante los tres primeros meses de vida. No existe una definición estándar de llanto excesivo, incluso siendo normal que un bebé llore hasta dos horas al día. Un bebé sin cólicos, llorará menos frecuentemente y menos tiempo que un bebé con cólicos con llantos de hasta más de tres horas en un día.

¿Cuáles son los síntomas del cólico del lactante?

El cólico del lactante se define como episodios de llanto intenso e inconsolable que suelen aparecer por la tarde-noche, acompañados de movimientos de encogimiento de las piernas y enrojecimiento de la piel, que no tienen porque ser diarios, pero que ocurren por lo menos 2-3 veces a la semana y durante varias semanas. Aunque tu bebé previamente está bien, comienza a llorar de forma enérgica, se encoge y se pone rojo. Parece que tiene hambre, pero no se calma al darle de comer. Cuando cede el episodio, tu bebé parece sano, come y duerme bien y está contento.

¿Cómo se diagnostican los cólicos del lactante?

Normalmente no es necesaria ninguna prueba diagnóstica. Tu pediatra examinará a tu bebé en busca de otras causas que pudieran producirle ese llanto. Además, existen diferentes criterios diagnósticos, siendo los más comúnmente utilizados los de Wessel. Quien define el cólico del lactante como episodios de llanto intenso y vigoroso al menos tres horas al día, tres días a la semana durante al menos 3 semanas en un lactante por lo demás sano y bien alimentado. 

El bebé con cólico del lactante es un bebé sano cuyo llanto es percibido como excesivo por sus padres. Pero ten en cuenta que, se considera normal que un niño de 2- 3 semanas llore hasta un máximo de tres horas al día. Generalmente, aparece entre la segunda y la cuarta semana de vida y puede durar entre 3 y 4 meses, y éste es el tiempo en que suele desaparecer.

Diferencia entre cólico y llanto

A grandes rasgos, se define el cólico del lactante como el llanto sin motivo aparente (como sería hambre o pañal sucio por ejemplo) que dura ≥ 3 horas al día y se produce en  ≥ 3 días a la semana en un bebé por lo demás sano de menos de 3 meses de edad.

Porque un bebé puede llorar por muchas causas, incluso hacer que llore de forma excesiva, que muchas veces son problemas sencillos, como que tiene hambre, hasta algunos más graves, cómo sería que está enfermo. Para hacer la diferencia, cuando tu bebé llora comprueba si la causa del llanto de tu bebé es manejable.

Hambre

Intenta ofrecerle a tu bebé el pecho o tu biberón Happymami para ver si es el hambre el problema que hace a tu bebé llorar. Porque aunque la mayoría de los bebés de menos de tres meses se alimentan cada dos o cuatro horas, todos los bebés pasan por periodos de tiempo en los que querrán alimentarse con mayor frecuencia (normalmente correspondiente con los periodos de crecimiento).

Dolor y temperatura

Comprueba si tu bebé está incómodo, como por ejemplo por una lesión física. Puedes tocar su piel para determinar si tu bebé está sobre calentado o demasiado frío. Además, comprueba que la ropa o el pañal no le aprieten demasiado o si hay un pelo enrollado alrededor de un dedo de la mano, del pie o del pene (llamado un torniquete de pelo).

Cansancio o sobre estimulación

Otra causa que genera llanto en tu bebé es cuando está cansado o si se sobre estimula al jugar o ser manipulado. Envuelve a tu bebé sin apretarle, déjale espacio para que mueva las piernas

Envolver a un bebé puede ayudar a que deje de llorar o quejarse. Para envolver a un bebé: Coloque a su bebé sobre una manta grande que tenga la esquina superior doblada hacia abajo (como se muestra en A) Baje el brazo izquierdo (como se muestra en B). Envuelva la tela sobre el brazo y el pecho y métala debajo del lado derecho del bebé (como se muestra en C). Lleva el brazo derecho hacia abajo. Envuelva la tela sobre el brazo y el pecho del bebé y métala debajo del lado izquierdo del bebé (como se muestra en D). Gire o doble el extremo inferior de la tela y métalo detrás del bebé, asegurándose de que ambas piernas estén dobladas hacia arriba y hacia afuera (como se muestra en E y F). Es importante dejar espacio para que las caderas se muevan.

Si vuestra lactancia materna ya está instaurada, puedes ofrecerle un chupete o cambiar de escenario, como dar un paseo en el cochecito, así ayudarás a tu bebé a dormirse.

Sensibilidad a los alimentos

Otro tema es que tu bebé tenga alergia o sensibilidad a los alimentos de la dieta de su madre o a una componente de su fórmula. Se sabe que, alimentos como la leche, los huevos, los frutos secos y el trigo presentes en la dieta de la mamá, tienen un efecto directo en la composición de su leche materna. Siendo posible que se provoque en el bebé reacciones alimentarias y problemas digestivos como dolor abdominal, calambres y diarrea

Otra opción es que tu bebé sea alérgico a la proteína de la leche de vaca (presente en la leche de fórmula) o en los productos lácteos consumidos por la mamá (si tu bebé recibe lactancia materna). Si ocurriera esto, puede que tu bebé esté inquieto o tenga sangre en heces

Y si hablamos de intolerancia a la lactosa (un tipo de azúcar normal en la leche de vaca). Esto tiene poco o ningún efecto en el desarrollo de los cólicos.

¿Cómo sé si mi bebé tiene sensibilidad a los alimentos?

Pues se puede sospechar que tu bebé tiene sensibilidad alimentaria, si llora o escupe una gran cantidad de leche en la hora siguiente a la toma. O si tiene estreñimiento o diarrea. Si tu bebé tiene alergia a la leche de vaca, los síntomas que puede tener son eczema, silbilancias, diarrea o vómitos

Por el contrario sí lo que tiene tu bebé es una alergia a la leche de vaca, tendrá inquietud y sangre en las heces

¿Cómo aliviar los cólicos del lactante?

Para aliviar los cólicos del lactante, que se trata de un bebé por lo demás sano, que tiene un llanto prolongado o excesivo. Se debe de tratar de forma individualizada en función de los antecedentes, la exploración y las características de la familia. Puesto que algunos cuidadores y familias toleran mejor el llanto que otras.

Aunque en primera instancia no lo pensarás, pero está descrito en los manuales sanitarios que la mamá y el papá tengan un apoyo, es el pilar fundamental para la esta etapa. Y tras este apoyo, la primera línea para abordar la corrección del cólico son dos principales, los problemas de alimentación y el uso de técnicas para calmar a tu bebé y/o disminuir los estímulos ambientales.

A continuación vamos a mencionar diferentes intervenciones, las cuales deberás de ir experimentando para ver cuál te funciona mejor en tu caso. Ya que las siguientes técnicas que se exponen pueden funcionar en algunos bebés o en un bebé determinado, algunas veces, pero ninguna de las intervenciones funciona siempre.

Primera línea de intervención anticólicos

Lo primero que haremos ante un bebé que sospechamos que tiene cólicos, es cambiar la técnica de alimentación y/o experimentar con una serie de técnicas para calmar a tu bebé. Esto lo haremos pensando en que puede que tu bebé al comer trague aire o esté sobre estimulado. 

Técnica de alimentación del recién nacido

Con respecto a la técnica de alimentación, si das lactancia materna intenta tener un correcto agarre, puede ser necesaria la valoración por tu matrona para conseguirlo. Si usas biberón, intenta siempre usar un biberón anticólicos como los Happymami que llevan en todas sus tetinas un doble sistema anticólicos integrado, super efectivo.

Coloca a tu bebé en posición lo más vertical posible, acaricia con la tetina del biberón la boca de tu bebé y cuando abra la boca introduce tu biberón Happymami, con una inclinación suficiente para que la tetina esté parcialmente llena de leche, y deja que tu bebé mame durante unos minutos. (No pongas el biberón en horizontal, puesto que si hay poca leche, no se llenará la tetina y cuando tu bebé succione no caerá leche en su boca, sino aire). Cuando tu bebé realice pausas, inclina el biberón hacia abajo para vaciar la tetina, así le daremos su tiempo de ingesta.  

Técnicas tranquilizadoras del recién nacido

Tras la alimentación del bebé, ahora debemos conocer diferentes técnicas para calmar a un bebé. La sugerencia de las guías clínicas es realizar una o varias técnicas para calmar al bebé y/o disminuir la estimulación sensorial. Y continúa con la que te resulte más útil, al igual que suspendemos la que no os funcione. 

Las siguientes técnicas para calmar al bebé puedes usarlas en cualquier orden y/o combinación. Prueba cada técnica durante varios minutos y, si no funciona, pasa a otra técnica tranquilizadora. Como hemos mencionado anteriormente, puede que una técnica te funcione un día y otro no, y sería algo normal. 

  • Usa un chupete (siempre y cuando tu lactancia materna esté instaurada)
  • Lleva a tu bebé a dar un paseo en el coche o en la silla de paseo
  • Sostén a tu bebé o portéalo
  • Merce a tu bebé
  • Cambia el escenario o minimiza los estímulos visuales
  • Proporciona un baño caliente
  • Frota el abdomen de tu bebé
  • Reproducción audio de latidos
  • Proporcionar “ruidos blancos” (aspiradora, secadora de ropa, lavavajillas…)
    • Con los ruidos blancos debemos tener cuidado porque pueden producir niveles de presión sonora superiores al umbral de ruido recomendado para los bebés. Para minimizar los posibles efectos adversos sobre la audición o el desarrollo auditivo, los generadores de ruido blanco deben colocarse lo más lejos posible del bebé, reproducirse a un volumen bajo y utilizarse sólo durante periodos cortos de tiempo. 

Estas intervenciones no se ha demostrado su eficacia en ensayos aleatorios, pero son poco costosas, es poco probable que sean perjudiciales, implican a los padres y pueden ayudar a reducir la ansiedad de los padres o del lactante.

Segunda línea de intervención para los cólicos, el cambio de dieta

Si lo anterior no dio resultado podemos proceder a un cambio de dieta. sobre todo si se sospecha que el bebé padezca alergia a la proteína de la leche. Los cambios en la dieta varían en función de si el lactante se alimenta con leche de fórmula o con leche materna

Bebés alimentados con leche materna con cólicos

Puede ser interesante que la mamá realice una disminución del consumo de productos lácteos o una dieta hipoalergénica (sin leche, huevos, frutos secos, trigo). Siendo una buena opción para los bebés alimentados con leche materna con cólicos que no han respondido a las intervenciones de primera línea.

Bebés alimentados con fórmula con cólicos

En estos casos, existen diferentes preparados que para hacer frente a posibles necesidades, pero si el bebé sufre de cólicos la recomendación es usar fórmula hidrolizada para alimentar a los bebés que se sospecha que pueden tener alergia o intolerancia a la leche de fórmula de vaca. Porque presentan unas características clínicas asociadas (heces con sangre, vómitos, sarpullido, etc…) La mejoría suele producirse 48 horas tras su uso. 

Otras líneas de intervenvión posibles

Existen también otras líneas de intervención o posibles soluciones hacia los cólicos

Probióticos

Esta corriente propone usar probióticos para disminuir los llantos del bebé. Las guías no sugieren los probióticos (incluyendo L. reuteri) para la prevención de los cólicos. Aunque parecen ser seguros y pueden reducir el tiempo de llanto, no hay pruebas claras de que sean eficaces para prevenir los cólicos.

Sólo se recomienda en casos que los padres quieran probarlo y ofrezcan a su bebé lactancia materna. (Pero no hay que usar otras especies o cepas, actualmente el L. reuteri es el único que tiene estudios que sugieren que el tratamiento con L. reuteri DSM 17938 se asocia a una disminución del tiempo de llanto.

Masaje infantil

El masaje del bebé puede ser un gran aliado para aliviar los cólicos a tu bebé. Antes de iniciar el masaje deberemos de tener preparado 4 aspectos.

  1. Preparamos una habitación templada: 20°-22°C.
  2. Música suave y luz tenue
  3. Prepara aceite vegetal (sésamo, almendras) y comprueba previamente en una zona pequeña de la piel del bebé que no produce ninguna reacción alérgica (zona enrojecida).
  4. La persona que dé el masaje anticólicos debe tener las manos limpias, sin anillos, reloj, pulseras, y relajarse, eliminando tensiones, preocupaciones, prisas, con buen estado de ánimo y sintiéndose cómodo.

Ahora sí, vamos a empezar el masaje. Tu bebé debe de estar tranquilo, despierto con ojos brillantes que expresan atención y ganas de juego. Asegúrate que tenga la respiración normal. Puedes acariciarle y decirle cosas agradables mientras le vas quitando la ropa para darle el masaje. Ponte el aceite entre las manos, frotándolas, y dile al bebé: “¿quieres que te dé un masaje en tu tripita?”.

Posiciones durante el masaje 

  • Para bebés de 0 a 3 meses. La posición de la mamá debe ser sentada en el suelo en una alfombra, colchoneta. Con las piernas flexionadas, una planta del pie enfrente de la otra, de tal forma que las piernas hagan una cuna. Coloca la cabeza de tu bebé en el hueco que queda al juntar tus pies. Los pies del bebé deben quedar enfrente de tu abdomen con las piernas ligeramente levantadas.
  • Para bebés a partir de los 3 meses. Coloca a tu bebé boca arriba con las piernas ligeramente levantadas. Encima de la mesa, cambiador, sentado encima de la cama o de una superficie cómoda.

Debes tener en cuenta que al dar el masaje específico del cólico paramos ahí y en ese momento no añadimos el masaje en ninguna otra parte del cuerpo. Tu bebé debe reposar. Si deseamos hacer el masaje integral en todo el cuerpo, buscaremos otro momento. Además, no des este masaje durante el momento de crisis de los cólicos, ni cuando tu bebé acaba de comer.

Realización del masaje

Masajea el abdomen de tu bebé (debajo de las costillas hasta el pubis) con presión suave, siguiendo los siguientes pasos.

  1. Manos que reposan. Colocamos las manos sobre el vientre del bebé. Intenta relajarte del todo aunque el bebé se mueva o llore
  2. Rueda hidráulica. Realizamos movimientos de paleteo en el vientre del bebé, una mano tras la otra, como si estuvieras haciendo un hueco en la arena. Las manos deben amoldarse al vientre del pequeño. Repetir 6 veces.
  3. Rodillas arriba-abajo. Dobla las piernas del bebé y luego presiona suavemente hacia el vientre, mantén esta posición durante cinco segundos aproximadamente, 1 vez (no debemos juntar las rodillas antes del gateo). 
  4. Toque de relajación. Pasamos las manos por sus piernas hasta el tobillo para liberar la tensión y ayudamos a que se relaje. 
  5. Sol-luna. Imaginamos un reloj en el abdomen del bebé. Mamá con la mano izquierda comienza en el lado derecho del abdomen del bebé (7 horas) dibujando un círculo completo en el sentido de las agujas del reloj, sin levantar la mano. Cuando tu mano izquierda pase sobre las doce horas, la mano derecha se incorpora sobre las once horas hasta las 17 horas, como si fuera una media luna. Deberás repetirlo 6 veces.
  6. De nuevo repetimos el paso número 3. Rodillas arriba-abajo.
  7. Toque de relajación. Pasa una vez las manos desde las nalgas a los pies, reduciendo la presión, para facilitarle la liberación de la tensión y ayudar a que se relaje.

La recomendación es repetir el ciclo entero (pasos 1 al 7) 3 veces. 2 veces/día durante 2 semanas (podemos valorar continuar si es necesario). Pueden pasar varios días antes de que tu bebé responda de forma favorable; a veces, el bebé ya comienza a expulsar los gases en el primer intento. Recuerda, cada bebé es diferente.

Conclusión actualización cólicos del lactante y soluciones

Los cólicos del lactante son famosos porque si tu bebé los sufre, se pasa mal. Pero en las últimas recomendaciones, hacen mucho hincapié en informar de que lo que le ocurre a tu bebé es un proceso benigno, sin secuelas y que desaparece espontáneamente entre el tercer y el cuarto mes. 

Recuerda que si utilizas biberón, no todos están preparados para evitar los cólicos, y un bebé que utiliza biberón tiene mayor riesgo de sufrir estos cólicos del lactante. Por eso todas las tetinas de Happymami cuentan con doble sistema anticólicos incorporados. Sin necesidad de elementos añadidos que dificultan su limpieza posterior. Además, son funcionales en cualquier posición que se coloque el biberón

Mucho ánimo, es una etapa, habrá que echarle un poco más de paciencia, pero como bien nos indica la última evidencia, esta etapa pasará. Y si necesitas ayuda, cuenta con nosotras, siempre seguiremos ofreciendote la última actualización de cólicos del lactante y soluciones. 

Diseña tu biberón

Bibliografía

El Proyecto Happymami está basado en evidencia científica, somos conscientes de que la ciencia evoluciona cada día, por ello si tiene evidencia científica más actual a la nuestra, estaremos encantadas de recibirla. Trabajamos cada para ofrecer lo mejor y mas actualizado a nuestras mamás.

  1. Iacovou M, Ralston RA, Muir J, et al. Dietary management of infantile colic: a systematic review. Matern Child Health J 2012; 16:1319.
  2. Hall B, Chesters J, Robinson A. Infantile colic: a systematic review of medical and conventional therapies. J Paediatr Child Health 2012; 48:128.
  3. Sung V, Collett S, de Gooyer T, et al. Probiotics to prevent or treat excessive infant crying: systematic review and meta-analysis. JAMA Pediatr 2013; 167:1150.
  4. Balapatabendi M, Harris D, Shenoy SD. Drug interaction of levothyroxine with infant colic drops. Arch Dis Child 2011; 96:888.
  5. Aviner S, Berkovitch M, Dalkian H, et al. Use of a homeopathic preparation for “infantile colic” and an apparent life-threatening event. Pediatrics 2010; 125:e318.

Guia forma pecho tallas 2022
Biberon pecho materno Guia de tallas 2022
matrona

[Lactancia Materna] 

Sabemos que durante la toma se produce una elongación del pezón, y la hemos tenido en cuenta durante el desarrollo de nuestras tetinas. Selecciona el pezón con el que te sientas más representada previo a la toma. 

Y por último, si usas pezoneras ten en cuenta el tamaño de la pezonera. 

Icono-diseño-0

INSTRUCCIONES PREVIAS

Icono-diseño-0
matrona

¡Hola soy Alba! El holograma real de una de nuestras matronas y voy a acompañarte durante todo el proceso de diseño ¡Encantada de conocerte!

Recuerda que el diseño serán 5 pasos y en cada paso encontrarás distintas opciones entre las que irás deslizando para encontrar tu diseño perfecto.

Si das lactancia materna sigue las pautas con la marca:

[Lactancia Materna]

Si das biberón de forma exclusiva sigue las pautas con la marca:

[Biberón Exclusivamente]

1º Tipo de pezón

2º Inclinación de la tetina

3º Velocidad del flujo

4ºCapacidad del Vaso

5ºDale Color

Si tienes dudas con tu diseño puedes contactarnos por WhatsApp para que te ayudemos.

biberon ipad happymami
matrona

[B] Escogemos el flujo según la edad del bebé.

Recuerda que si vas a usar cereales, tienen una densidad mayor a la leche líquida, por eso tenemos disponible un flujo exclusivo para cereales y/o papillas

matrona

[LM] Existen corrientes de usar un flujo menor correspondiente a la edad del bebé.

Con Happymami no hace falta, nosotras para desarrollar nuestros Happymamis estudiamos la lactancia materna en su conjunto. La eyección de leche materna, el flujo de salida en cada etapa, la succión del bebé, las necesidades del bebé…. Y a partir de ahí desarrollamos nuestros flujos.

Entonces si tú tienes un bebé de 4 meses y le pones un flujo para bebés de 2 meses, lo que probablemente tenga más riesgo es que tu bebé rechace el biberón.

Por eso nuestra recomendación es que cojas el flujo que le corresponde por edad, y sigas las pautas que te daremos al realizar tu compra para que tu bebé coja el biberón sin afectar a tu lactancia materna.

matrona

[B] Si tu bebé sufre muchos cólicos necesitamos un biberón con un sellado total, que corresponde a la inclinación pronunciada. Por el contrario, usaremos una inclinación media, para casos aislados de cólicos. Y una inclinación suave en casos especiales indicados por nuestras matronas.

matrona

[LM] Puedes ponerte de perfil y observarte el pecho.

  • ¿Tienes un pecho totalmente plano? cogemos inclinación suave.
  • Si acaba totalmente en punta, escoge inclinación pronunciada.
  • O si más bien es redondito, inclinación media.

Si tienes dudas entre cualquier forma y redondeado, nuestro consejo es que cojas la inclinación media que corresponde al redondeado.

matrona

[Biberón exclusivamente] Si es el primer biberón que vas a usar desde el nacimiento, nuestra recomendación es que escojas un pezón medio. Por otra parte, si tu bebé ha usado ya otros biberones y los rechaza, o si al usar el chupete le genera muchos ascos y arcadas a tu bebé escogeremos pezón pequeño.

Guía medir pezón HM
matrona

[LM] Necesito que midas la longitud de tu pezón antes de la toma, [GUÍA PARA MEDIR PEZÓN].   

Sabemos que durante la toma se produce una elongación del pezón, y la hemos tenido en cuenta durante el desarrollo de nuestras tetinas. Por eso se tomaron justo esos parámetros de la medida del pezón antes de realizar la toma

Y por último, si usas pezoneras ten en cuenta el tamaño de la pezonera. 

¿Te ayudo? Soy Alba matrona